Por Ignacio de Cossío

ARTÍCULO

V Pregón Taurino de Triana, Sevilla

05-04-2002

V Pregón de Triana, pronunciado el pasado viernes 5 de abril de 2002 a las 9: 30 p.m. en el Centro Cultural Don Cecilio de Triana, durante un acto celebrado por la Tertulia Taurina "Rafael Belmonte García".

Ilustrísimas autoridades. Señores Presidentes del Centro Cultural Don Cecilio y de la Tertulia Taurina "Rafael Belmonte García".

Buenas noches señoras y señores.

En primer lugar quisiera agradecer al Centro Cultural Don Cecilio de Triana en la figura de su actual Presidente Rafael Pérez Roldan y al presidente de la Tertulia Taurina Rafael Belmonte Jiménez, el haberme invitado a pronunciar el quinto Pregón Taurino de Triana. Gracias también al Ilmo. Sr. Don José María Torres Zapico, Alcalde de La Algaba y pregonero anterior, por sus cariñosas palabras de presentación.

Al ocupar esta tribuna en el barrio de Triana, siento una emoción grande y difícil de expresar en palabras, porque nace en lo más hondo de mi alma.

Vengo hoy como pregonero, a hablaros de toros y de Triana. De ese barrio que tan bien lleva el nombre del emperador Trajano y que desde vuestra infancia, lo sentís como un pedazo de vuestra propia existencia.

Siempre Triana se ha entendido como puerta y guarda de Sevilla. Imagen que se perpetúa con los viajeros románticos ingleses, en las viejas estampas marineras y en los barcos que enlazaban con Bonanza y Sanlúcar. Triana tan desamparada con las riadas, en esas noches en que impotentes y fuera ya de servicio sus cuatro caños, el río veloz y fuera de cauce silbaba saltando sobre las orillas y se despeñaba hacia el barrio, mientras sus dehesas esperaban que todo se calmara, a la espera de su ración de salitre que subía con la marea de Sanlúcar desde hacia miles de años.

El Altozano: la plaza de los pasos perdidos, con la vieja farmacia y la rebotica de don Aurelio, ya desaparecidas sus casas con soportales. Paso obligado de mercaderes y viajeros. Aquellos con sus tenderetes, acurrucados junto al lienzo de las murallas del viejo Castillo, luego cárcel del Estado que domina el puente y cuyos calabozos utilizó durante largo tiempo la Inquisición, y al fondo su fiel del Abasto del Altozano.

La puente de barcas, cordón umbilical que unía a Sevilla con Triana. Su molino de pólvora en la vieja calle Orilla del río y que un 18 de mayo de 1579 hicieron volar medio barrio y retemblar toda Sevilla, expulsado después, primero del sitio de las Bandurrias donde lo llevaron, para terminar en Cuarto.
Calles Cuatro-Cantillos, Matamoros, Cuchilleros, Esparterías, Barrionuevo, Palomar, Vinagre, hoy Alfarería. Su Corpus Cristi y los gitanos detrás de las Mínimas, dedicados a la forja del hierro, a la soldadura y venta de caballerías, con sus importados atavismos. Vinieron con las tropas de Granada tras la reconquista y aquí se quedaron.

La Cava de los Gitanos y luego con la guerra civil, la de los Civiles, la pila de los Gitanos de Santa Ana, Campo de Justicia, calle Castilla, la más antigua con la calle Orilla del Río, con sus "almonas" donde se fabricaba el jabón blanco, conocido también por jabón sevillano y con su callejón del Estudiante. La industria del alfer, del barro que extraían de los campos de Tablada y de los alrededores de la Cartuja en la Isleta de San Jerónimo.

Se ha roto hace unos días esa melancolía y pesadumbre que inunda al aficionado, cuando las plazas de toros vacías guardan su letargo invernal. Ya la barrera está pidiendo el salto. Se inicia la danza: están con el toro en la plaza, colocados en sus puestos los peones, los picadores aguardan sobre sus caballos. Al frente el maestro. Se inician las suertes y en el fondo de nuestro corazón el recuerdo de Juan Belmonte, sólo en la marisma, con la luna contemplándole, valiente estampa de espontaneidad, entre la desnudez y el oropel de la ceremonia, siempre sólo, siempre frente al infinito.


Este año se celebrará la Feria taurina de Abril, homenaje como cada año al toro de lidia, en la Plaza de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Es precisamente ese espíritu originario, el toro, único punto de referencia entre las coordenadas de la fiesta, lo que sustenta todo, y cuando os digo esto os traigo como ejemplo al poeta Femando Villalón que nos trae el eco de los toros acosados en las marismas, que se encampanan con los barcos que pasan sobre el río y que suena como una llamada primitiva y cansada a lo largo de todo el río.

Hace ya muchos años, frente a Triana, sentí por vez primera la fascinación de ese milagro que, bajo el sol poderoso y más alto que los cielos azules, son las corridas de toros.

Si nos remontamos un poco, aparece en nuestra imaginación, como un viejo cliché, como si hubiéramos vivido el momento, el momento de la desaparición del antiguo y primitivo toreo a caballo. Se hace bajar al caballero a la arena de la plaza, tomando las riendas del espectáculo y apareciendo junto a él, en segundo plano, los varilargueros, hombres rudos y de campo, lejanos de los usos caballerescos.

Ese paso que boira al caballero montado de las plazas de toros, da un papel lucido al toreo de a pie, que se convierte en una profesión, lejos del divertimento de los caballeros montados y cubiertos y hace entrar el mundo de los toros en el plebeyismo, pero que poco a poco adquirirá sabor popular.

Este nuevo mundo es sangriento y brutal, próximo a los mataderos, pero que como todo lo temblé ha permanecido siempre junto al hombre, en esa tradición milenaria y primitiva que es el mundo de los toros.
Los descabalgados caballeros se enfrentan por primera vez de igual a igual con la bestia, hundidos sus pies en la arena de los ruedos, sin ventajas, convirtiendo al toreo en verdadera estrategia.

Del viejo correr de los toros por los caballeros, a salvo desde lo alto de sus monturas, se pasa, como de la noche al día, a los toreros de a pie, que frente a la velocidad y el galopar de los caballos, hacen surgir un ritmo y una lentitud hasta entonces ignorados, lo que supone una revolución y una nueva forma de contemplar este mundo, en el que aparecen como nuevos protagonistas toreros, banderilleros y varilargueros, a cuyo son nacen nuevos lances y se ordena el mundo de las corridas de toros en tercios y así picar, banderillear y matar, marcan la sucesión de los mismos, con una estrategia implacable, pero siempre bajo un denominador común, el no tomar ventajas.

Creo que fue el torero sevillano Pepe Hillo el que por primera vez dio con la tecla, con ese lance que se dio en llamar cargar la suerte, antesala del templar y mandar, cuando lo ejecutó por vez primera y lo dejó, así como es, para siempre. Abriendo el compás, permaneciendo derecho y moviendo un pie, cualquiera que fuere, hacía atrás, y así podía torear a un lado y a otro, sacando la capa por debajo. Una impresión de hondura y brillantez prendía de inmediato, y el silencio tomaba la voz de la plaza, que enmudecida por instantes, rompía gloriosa, feliz, en un estruendoso ruido que hacía temblar los gallardetes; y cuya muerte inmortalizada por el lápiz de Goya, hizo ponerse de luto a toda Sevilla.

Frente a la Real Maestranza y en la margen derecha del Guadalquivir aún sigue Triana, la vieja Osset, citada por Plinio. Siempre a la espera de las "mareas" de las atardecidas, separada de Sevilla por el puente de barcas que osó romper el cántabro Bonifaz. Es la otra Ciudad, con su catedral de Santa Ana, de gitanos y de payos; de alfareros, toreros y "cantaores" y de herreros con sus martinetes y doblas y como se ha dicho por un gran trianero, siempre bajo el manto de su Esperanza, tan marinera y que es de Triana, reina, madre y capitana.

Desde la puerta del Aljarafe, al otro lado del río, mirando siempre a Triana desde el balcón de la Maestranza, está la otra Ciudad, tan unida a Triana, porque, no se olvide por algunos, que es más espesa siempre la sangre que el agua.

Coman tiempos duros en los que el an'abal buscaba su identidad en viejas casas de vecinos, en riñas y trifulcas domésticas y sobre todo ello en las fraguas, que marcaban la línea entre los habitantes de la Cava de los Gitanos y la Cava de los Civiles. La fragua, un infierno oscuro, ardiente en el que sobre su algarabía se afirmaban los cantos y los bailes de los gitanos.

El empaque de Cagancho y el temple de Gitanillo de Triana, amigos desde niños, trianeros los dos y los dos hijos de herreros de la fragua y parientes de cantaores grandes, rompen con esas fraguas y desesperadamente luchan con todos los torerillos trianeros, por sobrevivir y triunfar en los viejos corralones de Tablada. Los dos profundizan en el toreo de Belmonte. Mientras que Joaquín llena de majestuosidad y belleza el toreo trianero, siempre con las manos a media altura, elegancia y estilo irreprochables, gran plástica gitana y con la espada el mejor; Curro hace lo propio con el temple en su toreo de capa, bajando las manos hasta tocar las piernas. Arte gitano, de la Cava de Triana, que llega a formar dinastías heredadas, de Tragabuches y El Lavi, que concibe el toreo como un arte, la estética de la figura como un saber estar, el ritmo de movimiento y la gracia del adorno.

Un 31 de mayo, en Madrid, un toro del ganadero charro Graciliano Pérez Tabernero, de nombre Fandanguero, pone fin a la vida de Gitanillo de. Triana, derribado, caido sobre la arena a la que ya la sangre del toro había ennegrecido, cosido a cornadas, machacado y en cuyo parte médico se le mencionaba, evidentemente por su extrema gravedad, como "el pobre torero de Triana". Gitanillo de Triana entra con paso firme y seguro en la eternidad, recogiéndose en el cielo de los toreros de Triana, al que llegaba desnudo de equipaje pero con su verónica, ese minuto de silencio, según Cossio, suave, lentísima, con el cuerpo erguido, las piernas en posición de sustentarla, ni muy abiertas, ni juntos los pies, las manos bajas. Murió y se llevó para siempre su verónica, y nos recuerda lo que cantó Villalón a otro entierro presentido:

"que me entierren con espuelas
y el barboquejo en la barba,
que siempre fue un mal nacido
quien renegó de su casta".

Descanse en paz, torero, gitano y trianero, hoy con todos los toreros y gitanos de Triana, en su cielo.
De ese mundo duro escaparon Rafael y José Vega de los Reyes, Vicente Vega Humanes, los Curro Puya (Francisco Vega Serrano y Francisco Moreno Vega) y el gran Chicuelo con sus chicuelinas de la calle Betis, que se entrenó en el campo de Salamanca en Tejadillo y en Terrones, donde se formó como torero, con los ganaderos Sánchez y que conservó esa gracia innata y su carácter modesto, con un toreo genial, hijo de matador de toros, que huérfano de padre fue prohijado por su tío Eduardo, el banderillero Zocato. Gracia y personalidad en una fértil imaginación y ahí quedaron sus pases del delantal y sus verónicas, que en tardes de inspiración igualaba a los más grandes y del que se dijo:

"La verónica cruje suenan caireles
que nadie la dibuje fuera pinceles".

Antonio Montes, matador de toros trianero, algo sordo y monaguillo en la Catedral de Triana, representó para los torerillos en ciernes en Triana a primeros de 1900 el papel de maestro. Resucita una manera de fijar los pies en el suelo -escriben los que le conocieron-, como si los tuviera clavados, siempre a la espera de la acometida con asombrosa tranquilidad, cargando la suerte con desahogo e inteligencia, y despidiendo a los toros con los vuelos del capote en vertiginosa salida. Era un toreo de buena escuela, clásica y rondefia por mas señas, con los pies quietos, haciendo volver y revolverse al toro al que desafiaba y burlaba desde tan cerca. Su capacidad de abstracción en los momentos críticos, se decía, nacía de la sordera del torero. Una entrada a volapié en Méjico al toro Matajaca, le causó la muerte. Es simbólico y trágico su entierro en Méjico, donde un accidente con los blandones del catafalco, al prender fuego, redujeron a cenizas el féretro y carbonizaron su cadáver.


V PREGÓN TAURINO DE TRIANA (SEVILLA 2ª Parte

Triana es siempre creación y por ello nos es posible, cuando cruzamos el río y nos recibe triunfador Juan Belmonte, desde el Altozano, encontramos en la ciudad de ayer y pese a ello, que todo parezca nuevo, imprevisible e irrepetible como un primer amor, porque la Ciudad está contenida en el genio de sus gentes. Es la entrega de los suyos la que la hace grande, aquello que hizo nacer grandes toreros y poetas, y a la que las mismas pasiones de los suyos la engrandecen, convirtiéndola en estructura divina con rostro humano, porque Triana como cada flor es, en sí misma, la negación de las demás.

Belmonte jugó y corrió en su Triana, ajeno aún a la eternidad que un día, que eligió el mismo como hizo con todo, le abrazaría para siempre, ausentes ya el amor, el dolor y el goce, mientras su mandíbula, rota en mil pedazos, ocultaba la tragedia íntima del envejecimiento y de la anticipación del morir.

Para torear de día en la dehesa, decía Belmonte a su biógrafo Manuel Chaves Nogales, atravesábamos el río a nado. Dejábamos la ropa escondida en los matorrales y nadábamos desnudos. Erguidos toreábamos en la dehesa de Tablada. Toreo campero, teniendo por barrera el horizonte. El guarda el Niño Vega, el Angarillero, a caballo, con su carabina en bandolera, sombrero ala ancha, que le gustaba llevar. Nos gritaba mientras corríamos, ¡venid pacá flamencos, venid pacá! Yo quería torear como Antonio Montes.
De noche había que llevar al toro muy ceñido y toreado, pues si se despegaba se perdía en la oscuridad de la noche, y -continuaba diciendo- allí en la plaza del Altozano jugábamos al toro y al acoso y derribo, con la pértiga con la que echaba el cien-e de la tienda de mi padre, acosando y derribando perros.

Había sido Belmonte el mejor, pues se había doctorado en la Universidad taurina de Triana y desde un principio le acompañó ese carácter cuasisagrado que acompaña al genio. La soledad y la solemnidad eran sus compañeros naturales, adobados de arte, valor y magnanimidad y de un sano y recto vivir, y de ahí que desde el primer momento marcó profundamente a todos los aficionados, como recordaba ese gran y culto aficionado trianero el Doctor León Castro, cuyo recuerdo pasea por la calle Pureza.

El pasmo de Triana, exigente e hipercrítico consigo mismo, el mejor de los mejores, capaz, por aristocracia espontánea, de sensibilidad y de coincidir y tratar con los más delicados poetas y escritores, hasta el punto de que Gerardo Diego nos cuenta que, tras una corrida, le acompañó a su habitación, donde sobre la mesilla de noche tenía el Discurso del Método de Descartes. Era por natural y por derecho un trianero cultivado.

Se le comparó con Joselito, quién -según escribieron los que le conocieron- tenía un toreo de raza y danza gitana y creaba en torno suyo una atmósfera de alegría melancólica, de delicada borrachera de los sentidos. Belmonte era el torero de la tristeza, que sobrecoge hasta el mutismo, sus oles son roncos y angustiados, son alaridos y trémolos de pasión profunda, como el cante jondo. Belmonte, con su silencio elocuente, incorpora al toreo la tercera dimensión: la profundidad. A la gracia eleva la solemnidad y el gesto heroico de la lentitud. Las verónicas de Belmonte pesan. Gerardo Diego llega a decir que admira a Juan Belmonte y a don Antonio Machado, de modo distinto, pero con análoga intensidad. Los versos lentos, muy lentos y graves de don Antonio son como los lances infinitos de Belmonte. Todo se detenía. No se movían más que los abanicos sofocados bajo el sol.

Fue también el mejor heraldo de Triana, orgulloso de sus raíces, de sus padres, de sus hermanos toreros, José y Manuel, del que dijo como torero, "sabe más de lo que conviene" y de la tiendecita de su padre en un hueco del viejo mercado de Triana.

Traía recuerdos de un barrio de zurradores y pescadores; de sederos, entalladores y pintores; de toreros y azulejeros, trabajadores del puerto, carpinteros de ribera y aprendices de calafates, en los que el arte, con sus divinos destellos, todo lo llenaba y en el fondo en su memoria siempre, las ventas de Cara-Ancha y de Camas, sus primeras escapadas de torerillo y las dehesas de Tablada, balsas de aromas que dilataban las narices, abrumando el cerebro. Los toros aislados aquí y allá, entre charcas salobres, iluminados de un azul ceniciento. Gerardo Diego, antes de hablar de Belmonte, empieza situándole en el lugar, Triana:

"Torerillo en Triana
frente a Sevilla cántale a la sultana
tu seguidilla".
"Ay, río de Triana
muerto entre luces".
Para concluir con la oración por Juan Belmonte muerto, con quién tanto quiso, que es impresionante y acongojante:

"Ten compasión, Señor, de tanta gloria
y tanta muerte y tan rebelde ruido.
Era un hombre no más, solo y desnudo
esclavo encadenado a su memoria".

Para terminar diciendo: Todo el ruedo se ha abierto en horizonte.

Y como lanceaba y que alegría. Apiádate, Señor, de Juan Belmonte,

¡Oh toreros de Triana, que llevaron el nombre de su barrio por todo el mundo, por muchos olvidados. Francisco Ojeda "El Trianero", que toreó a finales de 1800; Manuel y José Belmonte; Juan Belmonte Fernández; Juan Carlos Beca Belmonte; Juan González Jiménez "El Trianero"; Angelillo de Triana; Francisco Ojeda "Trianero", muerto un mes después de una tremenda cogida en la plaza de Puerto Príncipe en Cuba en 1893; Leoncio García "Triana" en la cuadrilla de Ignacio Sánchez Mejías; Antonio Roldán "Trianero" nacido a principios del XIX; Francisco Mena "Triana", matador de toros en 1928; Torerito de Triana; El Andaluz, torero auténtico, puro y verdadero, al que un toro de Urquijo en Madrid mermó sus posibilidades; el trianero Padilla, de vida airada y violenta, que terminó con un tiro en la cabeza; El Yoni, cuyo toreo de capa era un resumen de personalidad, dignidad y de gracia; Pacorro de Triana; Quinito y su pureza sin límite; Manuel Maera y su valor escalofriante; Paquito Casado, eterno rival del rubio de San Bernardo en la década de los cincuenta; José María Sussoni, compendio de hondura y verdad; Rafael Astola y su toreo de capa exquisito y lleno de gracia; Antonio Chaves Flores, criado en una familia de picadores que pronto llegaría a ser "el tercer hombre" con Litri y Aparicio, para más tarde ser la sombra y los ojos que guiarían al Viti a su mejor época. Antonio corría los toros a favor del engaño y por delante sin cruce ni permuta de terrenos, sin quebranto para el animal.

De Oro y Plata está lleno este barrio de toreros, todos con una misma concepción y un mismo estilo, basados en la pureza y la perfección del toreo, y que tiene como fondo la poesía de la tragedia; y como forma, la exaltación de la filigrana, del impresionismo y de la omamentalidad. Toreo trianero que ahonda en lo profundo, iniciado en un primer momento por la templanza y estética de movimientos acompasados del cueipo como si nos trasladásemos a principios del XIX, con el paso firme y natural de la pareja formada por el Jerezano y la Perla en sus "siguirillas" y rumbeñas o el cante agitanado de El Planeta, la voz quebrada entre ronca y afilada de Francisco Ortega "El Filio" o las "siguirillas" cantadas por María de las Nieves en viejas fondas y tabernas, antes de que el cante subiese a los tablaos.

Aquel toreo, basado en la profundidad, en los vuelos del capote y el suave compás de la muleta, sin perder en ningún momento el valor y el riesgo de la hazaña que siempre caracterizó a los toreros de esta tierra. El torero trianero navega entre la pureza de las expresiones taurinas y el valor más arriesgado, ante el baile de la muerte en la plaza, porque el torear.de verdad y la verdad del toreo, son muestras clarísimas de la verdad de Triana.

¿Acaso El Cachorro no es el verdadero retrato del Dios vivo cuando cruza la puerta de su vecino el nazareno de la O?, La Estrella no pierde la belleza en el momento más desolador del llanto, o la alegría y el encanto de la Esperanza a la que siempre le gritan guapa de hermosura. Las manifestaciones folklóricas se repiten y alternan con la sensación de lo hondo y lo puro en una rara alquimia. Lo más auténtico, sin prescindir de lo barroco, de lo trianero, de lo puramente sevillano.

Triana es lo moreno, siempre con el sentido de pureza en todas sus expresiones, se despeja de lo superfluo aunque no prescinde de esa estructura barroca, y así Emilio Muñoz, fiel conservador de las esencias belmontinas siempre destaca por su pureza, temple y temperamento al servicio del sentimiento más puro del toreo. Emilio cita como nadie con la muleta teniéndola en la mano izquierda y hacia los terrenos de afuera, guardando la distancia y al tomar el toro el engaño, carga la suerte y remata por alto o por bajo.
La historia de Triana y de los toreros de Triana aún permanece abierta y se perpetúa en nuestros días con sus jóvenes promesas, hoy capitaneadas por el trianero Armando López "Azuquita", triunfador en el coso del Baratillo durante sus dos últimas actuaciones. Por eso Antonio sabe bien la responsabilidad que le tocará sortear el próximo doce de mayo en la Real Maestranza. Armando es digno heredero de la pureza trianera de Belmonte y la gracia sevillana de los Vázquez, como dicen los que le han visto. Triana y Sevilla frente a frente. O también los más jóvenes y más gitanos, que sin torear aún con caballos, han dejado una buena impronta. Vanesa Mérida, mejicana de nacimiento y trianera de sangre, adopción y sentimiento, con la gracia de sus adornos y la hermosa estética de su figura torera.

Y entre todos ellos Francisco González Moreno, Curro Vega, sobrino bisnieto del gran Gitanillo de Triana y sobrino nieto de Curro Puya, de quién puede decirse simplemente, que al que a los suyos parece, honra merece.

Cuito nos devuelve, por un instante la sombra alargada de su tío con la pierna contraria adelantada, siempre cruzándose al pitón contrario y bajando las manos hasta casi tocar tierra. Y es que estos Vega torean con el capote como si de una muleta se tratase.

En los dedos, muñecas, brazos, cinturas, caderas, piernas de todos estos grandes muchachos, se encierra gran parte del futuro de la fiesta de los toros en Triana. Nosotros desde lo alto con exaltación y pasión, aplaudiremos la música callada de su toreo.

Todo hombre tiende a convertir las cosas que le rodean y donde vive en rostro familiar, es como un lazo invisible para los ojos -captable sólo por el corazón- construido por el fervor, por la pasión y por la entrega, que sólo ve realmente aquello que se ama. Es el amor y el fervor lo que os une a Triana, apoyado siempre en las realidades más concretas: la familia, el trabajo, el alfoz, que transportan el corazón vivo de las cosas y de los hombres, entrelazados con viejos recuerdos y esperanzas que arrastráis por sus calles, donde cada paso y cada tiempo tiene su sentido y por las que desfila la continuidad, la costumbre y la tradición.

¡¡Trianeras y trianeros!!, vosotros, aquí en Triana, representáis lo que no puede morir: el rigor, la verdad, en un espacio tan maravilloso como el de los toros. Rigor y verdad, que el mundo de los toros quiere a gritos y por eso sois llamados, con todos los que aman las corridas de toros, a imponer frente a la abulia, la rutina, los toros avergonzados y manipulados y los toreros estrellas pero que no "maestros": la verdad, la tragedia de la fiesta y su brillantez. Huyendo de falsos oropeles y componendas, porque nuestro protagonista, como bien sabéis, es solo el toro bravo con la boca cerrada, desafiante y solo en el centro del ruedo, frente a la multitud, ensangrentado y tremendamente castigado, cerca ya de una muerte segura, junto a sus verdugos.

Entre Triana y su río existe una reprocidad fundamental, una polarización inacabable, y por ello no hay nada como lo que nos susurra Villalón en su oda a los garrochistas:

"Ya mis cabestros pasaron
por el puente de Triana,
seis toros negros en medio
y mi novia en la ventana.
¡Puente de Triana,
yo he visto un lucero muerto
que se lo llevaba el agua!".

Del río suben al barrio en tardes de toros, público y terror, oros de opulencia, seda y miserias de la carne derrotada y rota en trágica y sangrienta lucha. Del río vienen al barrio y del barrio van al río. Y en esa inquietud de vidas pares y gemelas, que se observan atentas, el alma de la ciudad llega a poseer ondulaciones graciosas y fluideces elegantes de gran río; y con el río pasa como un espejo toda la ciudad, todos los que vivieron aquí, los que se quedaron para siempre y los que siguen; las tumultuosidades fieras de nuestro coso taurino, ese pavor instintivo, ese miedo al fracaso, ese terror en el encuentro, en el recuerdo de los que se fueron, de los valientes de Triana... y de todos los que estuvieron, de los que están y de los que vendrán.

He dicho, muchas gracias.

 


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2017

+Mayo
28-05-2017. MIGUEL HERNÁNDEZ O LA FORJA DE UN TAURINO


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2015

+Junio
01-06-2015. ORTEGA Y GASSET Y LOS TOROS

+Abril
28-04-2015. ¡VIVAN LOS TOROS! ¡VIVA MIURA!
25-04-2015. ENTRE MARTE Y VENUS

+Marzo
20-03-2015. RELEVO A PUÑETAZOS

+Febrero
02-02-2015. EL TORO COMO OBRA DE ARTE


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2014

+Septiembre
26-09-2014. LA FRAGUA DEL TEMPLE
15-09-2014. JUAN BELMONTE LUQUE, PREGONERO DE RONDA

+Mayo
24-05-2014. EL DAVID DE MIGUEL ANGEL

+Marzo
29-03-2014. DE TRIPAS CORAZÓN
07-03-2014. SEVILLA: SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS

+Febrero
18-02-2014. HISTORIA DE MI AFICIÓN

+Enero
22-01-2014. NOBLEZA OBLIGA


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2013

+Noviembre
23-11-2013. UN PEQUEÑO DESEO
17-11-2013. Andrés Luque Gago: Un torero con estrella

+Septiembre
30-09-2013. LA FUENTE DEL TOREO

+Agosto
14-08-2013. TUDANCA, LA MECA DEL TOREO Y LA POESÍA

+Mayo
24-05-2013. PEPE LUIS, LA GRACIA HECHA CARNE

+Abril
01-04-2013. Un rascacielos llamado El Juli

+Marzo
01-03-2013. Sevilla, la mejor Feria de España

+Enero
18-01-2013. Temporadón en Sevilla
10-01-2013. Menos golpes de pecho


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2012

+Diciembre
21-12-2012. Se equivocan

+Septiembre
28-09-2012. Joselito, en el Centenario de su alternativa
24-09-2012. San Jose María
16-09-2012. Después de esto, me voy
08-09-2012. ¡Adios, Pepe Luis Bienvenida!

+Julio
23-07-2012. Muerte a los pesimistas

+Mayo
18-05-2012. Campana del toreo
04-05-2012. Crónica de una muerte anunciada

+Marzo
02-03-2012. Sevilla, la hora de la verdad

+Febrero
24-02-2012. Sevilla, la peor feria de la historia


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2011

+Diciembre
02-12-2011. Diego Valor, el seise de Sevilla

+Octubre
26-10-2011. Sevilla, la temporada del indulto
14-10-2011. Dios te salve Padilla

+Septiembre
30-09-2011. De La Merced a San Miguel
15-09-2011. Compañeros del alma

+Mayo
22-05-2011. Entre la izquierda y la derecha
09-05-2011. Arrojado, Laborioso, Playero y Zancajoso en el Olympo de los Dioses

+Abril
17-04-2011. Manifiesto en defensa de la Fiesta
16-04-2011. ¡Sevilla, ha llegado!

+Marzo
04-03-2011. Pepín: entre la gracia y el poder

+Febrero
21-02-2011. Rafael Moneo, arquitecto del toreo


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2010

+Diciembre
22-12-2010. Manzanares, el toreo sublime
11-12-2010. Menos misterio y más torería Sr. Sicilia

+Noviembre
17-11-2010. Hasta siempre Feria Mundial del Toro

+Octubre
20-10-2010. El Dietario Taurino
08-10-2010. Mora dueño y señor del Otoño

+Julio
28-07-2010. Aficionados levantaos
02-07-2010. Guajiro

+Abril
21-04-2010. ...Te vás para no volver
20-04-2010. Nadie conoce a nadie
19-04-2010. Viajes Cayetano
18-04-2010. Lo siento señor Teja , pero hoy yo vengo a triunfar
13-04-2010. Oliva Soto: atardecer en la Maestranza

+Marzo
24-03-2010. Los carteles de Sevilla, uno a uno por Cossío
16-03-2010. Barcelona excomulga el toreo


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2009

+Diciembre
31-12-2009. Amorós o la crónica taurina

+Noviembre
13-11-2009. Chamaco: un estoque mirando al cielo
06-11-2009. Sevilla, la temporada más económica

+Octubre
29-10-2009. La inmortalidad para los Hermanos Peralta

+Julio
09-07-2009. El mito de Curro Romero

+Junio
06-06-2009. Con la lección bien aprendida

+Mayo
27-05-2009. Lucky Luke
22-05-2009. El Pasmo de la Puebla

+Abril
27-04-2009. Los carteles de la Feria de Abril según Cossío
13-04-2009. Coplas y toros, pregón de Herrera

+Marzo
27-03-2009. Domingo Delgado, un aficionado de pura sangre
10-03-2009. La noria del toreo
09-03-2009. Toros en el norte. Toros en el Sur

+Febrero
23-02-2009. Cuatro tauromaquias del mundo
15-02-2009. ¿Los toros nos alejaron de la II Guerra Mundial?

+Enero
31-01-2009. Chicuelo: la verdad de Sevilla


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2008

+Diciembre
17-12-2008. Sevilla son sus pueblos

+Noviembre
27-11-2008. La economía y la ecología en los toros

+Octubre
21-10-2008. La temporada que se llevó el agua
12-10-2008. Manolo, 25 años despidiéndote
05-10-2008. La catedral del mar

+Agosto
17-08-2008. Antonio Ordóñez, el milagro del toreo

+Mayo
21-05-2008. La historia del Corpus en la Maestranza

+Abril
14-04-2008. Más toros y menos jamón
09-04-2008. Juan Luis Malpartida, el guardián del paraiso
08-04-2008. Daniel Luque, nace una figura del toreo

+Marzo
28-03-2008. Talavante, naturales de Puerta del Príncipe
17-03-2008. Cossio y el Mundo Taurino

+Febrero
16-02-2008. Jesulín o la seducción del toreo
11-02-2008. Cuatro tauromaquias del mundo
01-02-2008. Feria de Sevilla 2008, toda una montaña rusa de emociones


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2007

+Diciembre
15-12-2007. La Feria de Abril y su prensa taurina

+Octubre
31-10-2007. Sevilla 2007, sencillamente inolvidable

+Septiembre
26-09-2007. José María de Cossío, señor de Tudanca

+Marzo
22-03-2007. Pronóstico de la Feria de Abril de Sevilla 2007

+Febrero
05-02-2007. Ángel Luis Bienvenida en la Gloria
03-02-2007. Enrique Ponce, corazón de Sevilla

+Enero
18-01-2007. Pana, el hijo pródigo del toreo


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2006

+Octubre
18-10-2006. Unidad frente a todo y frente a todos

+Julio
03-07-2006. La Goyesca de Ronda

+Mayo
12-05-2006. La Tauromaquia de Goya
01-05-2006. No hay toro malo (Resumen Feria Abril 2006)

+Abril
19-04-2006. Desde el Tendido 4 (Pronóstico Feria de Abril 2006)

+Marzo
08-03-2006. Sevilla por abril, capital del toreo
07-03-2006. Algarra, figura de los ganaderos

+Febrero
23-02-2006. Canales Rivera, diez años de gloria y fuego
20-02-2006. Cuatro colosos del toreo mundial
17-02-2006. La Tauromaquia de Conchita Cintrón
15-02-2006. Tauromaquias del mundo 2006


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2005

+Diciembre
13-12-2005. Manolete made in USA
06-12-2005. Ganaderos y ganaduros

+Octubre
29-10-2005. Sevilla coge el mando
27-10-2005. Temporada torista
26-10-2005. Resumen de la temporada en la Maestranza
24-10-2005. El relámpago que iluminó Almería
20-10-2005. Apuntes de Reglamento
07-10-2005. Don Álvaro, alquimista del Toreo

+Septiembre
06-09-2005. Navalón: una fiera acorralada

+Agosto
15-08-2005. Manolo Vázquez, maestro del toreo de frente

+Junio
08-06-2005. De San Isidro a la Beneficencia

+Mayo
22-05-2005. Hermoso de Mendoza: el no va más

+Marzo
14-03-2005. Sangre nueva
04-03-2005. Toreros cofrades

+Febrero
28-02-2005. La Dictadura del 7
24-02-2005. La Fiesta en peligro
17-02-2005. Muerte en el campo

+Enero
18-01-2005. Olivenza, el oráculo de los dioses
12-01-2005. La elegancia de Antonio Fuentes
01-01-2005. Los Choperitas coronaron Las Ventas


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2004

+Diciembre
27-12-2004. Belén taurino
23-12-2004. Nacionalismo taurino

+Noviembre
18-11-2004. Madrid a subasta
16-11-2004. La ruta de los toros de Marco Polo

+Julio
05-07-2004. Duelo entre los humildes (I Parte)

+Junio
25-06-2004. Cuando la muerte sale al encuentro

+Mayo
30-05-2004. Ya estamos ahí
30-05-2004. Los toreros de Vázquez Díaz y Villegas
03-05-2004. Maldita agua bendita

+Marzo
22-03-2004. La magia de los toros
15-03-2004. Azulejos taurinos de Sevilla
08-03-2004. Toreros de plata
01-03-2004. Toreros de bronce

+Febrero
24-02-2004. El reposo de los dioses
16-02-2004. La estética del toreo
06-02-2004. Siete espuelas de oro

+Enero
30-01-2004. Amanecer en el campo bravo


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2003

+Mayo
05-05-2003. Antonio Sánchez: un Oasis ganadero
05-05-2003. Antonio Sánchez: Un oasis ganadero

+Abril
30-04-2003. Marcos Rodríguez Arroyo y los Murubes de Albarrán
21-04-2003. Presentación del VI Pregón Taurino de Triana
20-04-2003. Presentación del VI Pregón taurino de Triana
15-04-2003. Manuel Escribano
08-04-2003. Manuel Escribano

+Marzo
20-03-2003. Salamanca y Sevilla: dos tierras ganaderas
15-03-2003. Pagesma II
10-03-2003. Toros para guiris en Sevilla

+Febrero
05-02-2003. Los toreros de Vázquez Díaz y Villegas


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2002

+Diciembre
05-12-2002. Dávila Miura, solo en la Cumbre

+Noviembre
29-11-2002. La Escuela de Tauromaquia de Sevilla
20-11-2002. El espíritu de Cossío volvió a Valladolid
19-11-2002. Toreros de bronce
10-11-2002. Los distintos estados del toro bravo en la plaza

+Octubre
18-10-2002. El Cartel Taurino
13-10-2002. Un final de temporada soporífero

+Septiembre
14-09-2002. Los toros y la Generación del 27
02-09-2002. Dos divisas de gloria: Guardiola Fantoni y Victorino Martín

+Agosto
30-08-2002. Las Damas del Toro: Ganaderas de Bravo (2ª Parte)
28-08-2002. Las Damas del Toro: Ganaderas de Bravo (1ª Parte)
25-08-2002. Hros. de D. José Escobar: Lujo y afición en la Isla mínima
23-08-2002. Los toros bravos y poderosos de Cuadri
22-08-2002. 'Los Centauros de la Puebla'. Últimos revolucionarios del toreo moderno
21-08-2002. 'Los Cebada' en la cúspide de la casta
20-08-2002. Fermín Bohórquez y los 'Murubes' de un caballero jerezano
20-08-2002. El toro de Osborne: la solera de un gran reserva
16-08-2002. El Marqués de Domecq o la aristocracia taurina
15-08-2002. El Marqués de Domecq o la aristocracia taurina
12-08-2002. Gabriel Rojas y los purasangre del Romeral
08-08-2002. Los Murubes, una esperanza romántica
06-08-2002. "EL MARQUÉS DE ALBASERRADA": UN CLÁSICO RENOVADO
04-08-2002. CONDE DE LA MAZA: EL SEÑOR DE “LOS ARENALES”

+Julio
30-07-2002. ISAIAS Y TULIO VÁZQUEZ, LA BRAVURA DE LOS PEDRAJAS (1ª y 2º Parte)
28-07-2002. PARTIDO DE RESINA ANTES PABLO ROMERO: PASADO, PRESENTE Y FUTURO BE LOS TOROS GUAPOS DE LA MARISMA
27-07-2002. LOS TOROS DE DON ALIPIO (2ª Parte)MARÍA LOURDES MARTÍN DE PÉREZ-TABERNERO
25-07-2002. NÚÑEZ DEL CUVILLO: SIN ESTAR EN LA "UNIÓN", FIGURA MÁXIMA DELOS GANADEROS
23-07-2002. ALIPIO PÉREZ-TABERNERO: EL SEÑOR DE UN APELLIDO GANADERO DE MÁS DE UN SIGLO. SALAMANCA LA GRANDE
16-07-2002. MARÍA LUISA DOMÍNGUEZ Y PÉREZ DE VARGAS: GANADERÍA MAESTRANTE, ORGULLO DEL CAMPO BRAVO ESPAÑOL
11-07-2002. MANOLO GONZÁLEZ: CREADOR DEL TORO PARA LAS MÁXIMAS FIGURAS
09-07-2002. DON ALVARO DOMECQ Y DIEZ: EL ÚLTIMO SEÑOR

+Junio
26-06-2002. MIURA: SIGLO Y MEDIO DE HISTORIA (1ª, 2º y 3º Parte)
23-06-2002. LUIS ALGARRA: LA SELECCIÓN DE LOS PARLADES
20-06-2002. EL TORO DE "PRIETO DE LA CAL"
19-06-2002. PRIETO DE LA CAL LA SOMBRA DEL DUQUE
14-06-2002. Piel de toro
11-06-2002. La magia de los toros
10-06-2002. Con el toro bravo no hay quien pueda

+Mayo
21-05-2002. Juan Romero. un mundo taurino fantástico
13-05-2002. La opinión pública en los toros
10-05-2002. El Derechazo
06-05-2002. El Natural
03-05-2002. De verde botella y oro

+Abril
30-04-2002. Hable con ella
28-04-2002. Las estatuas de sal
25-04-2002. El sainete taurino
22-04-2002. ¿Donde está la sangre brava?
20-04-2002. De los Sanfermines
16-04-2002. El Toreo del siglo XX (2ª Parte)
09-04-2002. El Juli: Aires nuevos
05-04-2002. José Tomás: El valor mas firme
05-04-2002. V Pregón Taurino de Triana, Sevilla
03-04-2002. Enrique Ponce. El conquistador
01-04-2002. Joselito un torero artístico y de sentimiento
01-04-2002. Tauromaquia

+Marzo
29-03-2002. César Rincón, el rey de las Ventas
27-03-2002. Paco Ojeda. El último revolucionario del toreo
25-03-2002. Espartaco, líder y espejo de un maestro
24-03-2002. Paquirri, el poderoso
22-03-2002. El Clasicismo de Manzanares
18-03-2002. Paco Camino, el niño sabio de camas
15-03-2002. Rafael de Paula: La música callada del toreo
13-03-2002. Curro Romero, la esencia
12-03-2002. Pagesma II. Otra opinión sobre los carteles de Sevilla. En abril: La Feria (I)
11-03-2002. La casta y la raza de un torero: Palomo Linares
10-03-2002. Toros para guiris en Sevilla
09-03-2002. Antoñete, maestro de maestros
07-03-2002. Su Majestad 'El Viti'
05-03-2002. Manuel Benítez 'El Cordobés', la fuerza y el honor del huracán Benítez
01-03-2002. Antonio Ordóñez y cierra España

+Febrero
27-02-2002. SIETE ESPUELAS DE ORO
25-02-2002. UNA FERIA DE ABRIL LOZANA
21-02-2002. RAFAEL ORTEGA, EL REY DE ESPADAS
20-02-2002. PEPE LUIS VÁZQUEZ, EL DIOS RUBIO DE SAN BERNANDO
19-02-2002. MANOLO GONZÁLEZ Y SUS LANCES MUDEJARES
15-02-2002. LUIS MIGUEL DOMINGUÍN: LA PERSONALIDAD DE UN NUMERO UNO
14-02-2002. TOROS EN LA ARGENTINA: SIGLO XVII
14-02-2002. MANOLETE, EL MONSTRUO DEL TOREO
12-02-2002. TOROS EN CHILE (II PARTE) : EL SIGLO XVIII
10-02-2002. LOS TRES PASES CAMBIADOS DE ANTONIO BIENVENIDA
07-02-2002. CHICUELO: LA GRACIA DE LA ESCUELA SEVILLANA
05-02-2002. EL PASMO DE TRIANA: LA REVOLUCIÓN DEL TOREO

+Enero
31-01-2002. Joselito El Gallo: El Rey de los toreros
30-01-2002. Rafael el Gallo el arte de la improvisación
28-01-2002. Fernando Villalón: Mito y Leyenda de un Ganadero y Poeta de reses bravas
25-01-2002. Retratos de Juan Belmonte
23-01-2002. Los toros de Picasso
22-01-2002. Don Camilo "Nóbel" del toreo
21-01-2002. Joselito: La gloria del toreo (1ª Parte)
17-01-2002. Tras los sueños de Villalón
17-01-2002. Joselito: La gloria del toreo (2ª Parte)
16-01-2002. El Aficionado a los Toros
14-01-2002. Vivir del cuento
13-01-2002. Un Festival Taurino
11-01-2002. Arte de Raza
09-01-2002. Los Aficionados
08-01-2002. La Aristocracia. Los Toros y El Arte
06-01-2002. Azulejos taurinos de Sevilla
05-01-2002. Torear y lidiar
03-01-2002. El pasodoble taurino


ARCHIVO DE ARTÍCULOS DE LA TEMPORADA 2001

+Diciembre
19-12-2001. La radio y los toros
14-12-2001. El toro de lidia
11-12-2001. LA V FERIA MUNDIAL DEL TORO: HOMENAJE A VILLALON
07-12-2001. Pan y toros
05-12-2001. Historias de Mayorales

+Noviembre
30-11-2001. Don Tancredo y el espontáneo
28-11-2001. El Cossío e Internet
27-11-2001. Competencias
23-11-2001. Las concesiones de orejas
22-11-2001. El Cossío de tío Jose María
21-11-2001. Grandes Faenas del siglo XX
20-11-2001. Maestro
19-11-2001. Paisajes taurinos de Lope Tablada Martín
08-11-2001. Portugal, tierra natal del rejoneo a caballo
05-11-2001. El rejoneo en el resto de España
02-11-2001. El rejoneo en Castilla

+Octubre
31-10-2001. EL REJONEO DE ANDALUCÍA (II)
29-10-2001. EL REJONEO EN ANDALUCÍA (I)CAÑERO, DOMECQ Y PERALTA. MAESTROS DEL REJONEO ANDALUZ
24-10-2001. EL FÚTBOL Y LOS TOROS
10-10-2001. LOS TOROS (1ª, 2ª Y 3ª parte)
08-10-2001. FIESTAS GANADERAS ANDALUZAS
05-10-2001. LA TAUROMAQUIA DE PEPE-HÍLLO
01-10-2001. El arte de torear de Montes

+Septiembre
28-09-2001. Corridas de feria
25-09-2001. Despedidas
21-09-2001. Va por ti, Nueva York
18-09-2001. Los toros y el flamenco
12-09-2001. La poesía y los toros
10-09-2001. La mujer y los toros
07-09-2001. La prensa del corazón: famosos y populares
03-09-2001. La estética del toreo

+Agosto
31-08-2001. Juncal
29-08-2001. La plástica del toreo
27-08-2001. El acoso en la historia
24-08-2001. La trashumancia: Antigua tradición ganadera
22-08-2001. El estoque de madera
17-08-2001. Santos y Toros
16-08-2001. El Vestido de Torear, síntesis de la evolución del traje de luces
15-08-2001. Los Toros, Tema Universal
14-08-2001. Los Bastidores del Toreo
09-08-2001. Toreo de Cámara
06-08-2001. Historia de una Taberna
01-08-2001. Partido de Resina frente a la transición y el futuro (4ª Parte)

+Julio
30-07-2001. Rafael y Don Juan
27-07-2001. "Carta a un taurino"
25-07-2001. La torería
23-07-2001. El "autoafeitado" de los toros
16-07-2001. El afeitado de los toros
13-07-2001. Matadores y goleadores
10-07-2001. La fe en los toros
09-07-2001. Búfalo
05-07-2001. El cargar la suerte

+Junio
29-06-2001. Los silencios de la Maestranza
26-06-2001. Sevilla con la Maestranza
22-06-2001. Don Diodoro
19-06-2001. Los Vázquez
15-06-2001. El cine y los toros
13-06-2001. La pasión taurina en nuestro tiempo
08-06-2001. Los ganaderos sevillanos
04-06-2001. El sentido de San Bernardo
01-06-2001. Doña María "La Brava"

+Mayo
28-05-2001. La Triana Profunda
23-05-2001. La Picaresca Taurina
21-05-2001. Sueños y Promesas
18-05-2001. La Medida en los Toros
16-05-2001. El Olvido de los Dioses
14-05-2001. Un Toro de Bandera
11-05-2001. Médicos en las Plazas
09-05-2001. Tramoyistas, toros y caballos
07-05-2001. Sol y Sombra
05-05-2001. Los Toreros Artistas
03-05-2001. Trampas y Trucos

+Abril
27-04-2001. Los Espontáneos
25-04-2001. La Afición
23-04-2001. Vergüenza Torera
20-04-2001. José Tomás: La Tauromaquia Perfecta
16-04-2001. El Pregón de un Gran Profesor
11-04-2001. Toros en el Amazonas (V)
06-04-2001. El Cine de Orson Welles

+Marzo
30-03-2001. Hemingwav y Los Toros
23-03-2001. El Arte Taurino
21-03-2001. El reposo de los dioses
19-03-2001. La Europa Taurina (1ª Parte)
19-03-2001. Sevilla: los mejores carteles del Siglo
16-03-2001. Toreros cofrades
12-03-2001. Toros en los Andes (4ª Parte)
09-03-2001. Toros en el Orinoco (3ª Parte)
07-03-2001. Haciendo las Américas (2ª Parte)
02-03-2001. El último Caballero

+Febrero
28-02-2001. Viaje a las Amércicas (1ª Parte)
26-02-2001. Toros y caballos junto al Acueducto
23-02-2001. Sevilla con Manolo González
07-02-2001. El Final de la Cruzada
06-02-2001. La Mirada Salvaje
05-02-2001. La IV Feria Mundial del Toro

+Enero
30-01-2001. AMANECER EN EL CAMPO BRAVO
26-01-2001. San Isidro y el Tendido del 7
23-01-2001. El Toreo: Arte o Milagro
22-01-2001. "La Fiesta Nacional”
19-01-2001. iQue empiece la función!
18-01-2001. Portales Taurinos en Internet
16-01-2001. Julio Robles torero hasta la muerte
15-01-2001. El Toro Bravo y las Vacas Locas
12-01-2001. TOROS EN CHILE: LOS COMIENZOS (I)
11-01-2001. Paseo por Santander sin José María
10-01-2001. El Toro de Lidia del 2001
08-01-2001. La Historia de una Pasión
05-01-2001. José y Julián
04-01-2001. El Planeta de los Toros ante el Siglo XXI