Artículos de Domingo Delgado
de la Cámara

CRITICA DE LIBROS. LA HISTORIA DEL TOREO SEGÚN CARLOS ABELLA

05-08-2008
Es evidente que el aficionado puede ser todo lo subjetivo que desee, pero no el historiador. El historiador está obligado a dejar de lado sus gustos personales y hacer un esfuerzo de objetividad. Sé que en esto de los toros buscar la objetividad es harto complicado, pero el historiador debe intentarlo, pues si no, su labor será fallida. El historiador debe ser notario de la realidad. Para interpretarla ya estarán los lectores. Y es que Abella, en un alarde de subjetividad, ha intentado hacer una historia del toreo a la medida de José Tomás. Y, claro, para vestir este santo ha tenido que desvestir otros…

Han dicho del libro que es largo y farragoso; que está lleno de datos innecesarios y de toreros prescindibles. Esta crítica no la comparto. Una historia general del toreo de los últimos cincuenta años tiene que estar forzosamente llena de fechas y de nombres. Y es de agradecer el esfuerzo compilador, cosa nada sencilla.

El problema está en poner a José Tomás como centro gravitatorio y casi único del toreo contemporáneo. Sé bien que puede parecer una locura poner en duda en estos días la importancia de José Tomás: esas siete orejas en las dos últimas actuaciones en Madrid son incontestables… Pero Chicuelo II cortó otras siete en 1954 y el Cordobés ocho en 1970 y eso no les hizo inmunes a la crítica (a nadie se le ocurre decir que son el no va más del toreo a pesar de estas hazañas). Y todos sabemos que las orejas tienen la importancia que tienen, no más. Y muchas de ellas se cortan más por la predisposición del público que por los hechos acaecidos en el ruedo.

Es decir, habrá que hablar en serio de José Tomás aunque nos tomen por locos. Pero antes quiero comentar otros asuntillos que me han hecho reflexionar. En primer lugar la importancia desaforada que Abella concede a la Plaza de Toros de Madrid. Siempre se refiere a ella como la cátedra indiscutible, la que pone a cada torero en su sitio. Yo discrepo. Esto fue así hasta los años setenta. Cuando la ideología intransigente “torista-marxista-leninista octava asamblea” se adueñó de las Ventas, el prestigio de la plaza se fue al garete. Prueba de ello es que toreros despellejados en Madrid han sido figuras del toreo, con trayectorias larguísimas, y mucho diestro capricho de Madrid ha sido en realidad un don nadie por muy buena prensa que tuviese. Una afición ignorante que solo cacarea cuatro tópicos; caprichosa, que usa distintas varas de medir según caiga mal o bien el torero; vocinglera y lenguaraz, amiga del varapalo cruel y del éxito injustificado. ¿Cómo va a ser cátedra de nada? Los buenos aficionados que todavía quedan en Madrid asisten descorazonados a tamaño despropósito. El propio Abella sabe muy bien que sus admirados Camino y Viti con este público no habrían podido salir doce y catorce veces por la Puerta Grande de las Ventas respectivamente. Imposible.

Y la regularidad es importante. Ser capaz de triunfar en todas partes y durante mucho tiempo, solo ha estado al alcance de los más grandes. Y Sevilla y Bilbao, con unas aficiones más prudentes y mesuradas, también pesan. Cada vez más. La importancia actual de Madrid se debe al desproporcionado seguimiento informativo que ofrecen de San Isidro algunos medios, y a nada más. Las aficiones provincianas esperan a ver al torero triunfador de Madrid en su plaza, porque ya no se fían del errático criterio del público de las Ventas.

Todos tenemos contradicciones. Dicen que el síntoma de la madurez es saber asumirlas… Pues en el libro que nos ocupa, hay mucha madurez porque hay mucha contradicción. Algunos toreros son reprendidos por su querencia hacia el toro fácil y sin trapío, pero a otros con las mismas inclinaciones no se les afean las mismas travesuras. Torismo de quita y pon. Con Manuel Benítez el Cordobés es especialmente duro por hacer exactamente lo mismo que las demás figuras. Solo que Benítez no era un hipócrita y se notaba más… A Curro Romero lo trata de maravilla, mientras es mucho más duro y exigente con otros toreros que han tenido mucha más vergüenza torera que el de Camas y que en trayectorias larguísimas no han dado un solo escándalo. Con los diestros de los años setenta-ochenta se notan muy bien las preferencias. En un tono muy suave y mesurado acaba poniendo muy mal a Manzanares, diestro mucho más importante que El Niño de la Capea y Ortega Cano, a quienes trata muchísimo mejor… Ojeda y Espartaco son minimizados y, a pesar de todos los defectos que puedan haber tenido, han sido mucho más importantes que Curro Vázquez o Luís Francisco Esplá ¿o no?. Como se puede ver, el libro es muy recomendable para madrileñistas recalcitrantes…

Y ahora vamos con José Tomás. Se trata de una gran figura del toreo. Su logro principal es que pisa un sitio en que los toreros de clase no se meten y tiene una clase que no tienen los diestros corajudos. Es un tremendista con clase. Esta es su mejor definición. Su golpe cantado, es decir, el ser capaz de jugársela cuando hay que hacerlo, ha hecho el resto, poniéndolo por méritos propios en la vanguardia del toreo actual. Pero poniéndole en relación con la historia del toreo, no es la superación de lo anterior. No es el culmen del toreo. Vayamos por partes.

Con el capote, la estética de Paula o la amplitud y el dominio de Ordóñez no han sido superadas por José Tomás. José Tomás no pone banderillas. Con la muleta no ha superado ni el temple ni la redondez que tenían las faenas del Viti, ni la limpieza y facilidad de Paco Camino, ni la capacidad y versatilidad de Enrique Ponce. Con la espada ni es Paco Camino ni Rafael Ortega.

Se habla mucho de su personalidad, pero pienso que Manolete con su estoica seriedad, Benítez con su carcajada irreverente y Ordóñez con su empaque inigualable, han tenido mucha más personalidad que José Tomás. Por supuesto que el paso por la fiesta de Belmonte, Manolete y el Cordobés tuvo mucha más trascendencia que el de José Tomás. Fenómenos auténticamente populares, mientras que el de Galapagar tiene bastante más predicamento entre la burguesía snob que entre el pueblo.

Para acabar de pintar el cuadro, es inevitable hablar de los muchos enganchones que hay en las faenas de José Tomás (censurados a los otros toreros y a él no) y el poco dominio que muestra ante los toros difíciles. Por eso le cogen tanto. Creo que todo lo dicho es bastante objetivo. Parece que JT ha acabado con todo y con la verónica de Ordóñez no va a acabar nadie. Nunca.

Resumiendo: José Tomás es una gran figura del toreo de principios del siglo XXI, pero su transcendencia en la historia de la fiesta no es tanta como Abella piensa. Cuando pasen los años y se calmen los ánimos se verá más claro. Es muy curioso como Abella imbrica a José Tomás en la historia del toreo. Le hace heredero y superador de los clásicos. Pero lo que Abella no dice siendo evidente, es que José Tomás es heredero de sus aborrecidos Cordobés y Paco Ojeda. Se pone en el mismo sitio que se pusieron ellos, solo que con otro acento estético.

Una buena noticia: rehabilita a Manolete, al que en su anterior historia del toreo editado en 1992 trató Abella con mucha dureza y hasta le acusó de ser padre y creador del toreo de perfil de muleta retrasada y demás trucos degeneradores de la pureza del toreo. Es muy curioso que a los tomistas les encante ahora declarar a José Tomás como “hijo” predilecto de Manolete. Por eso han indultado al de Córdoba. No por otra cosa.

¿Y Enrique Ponce? Lo minimiza, lo reboza de tópicos. Sibilinamente, con mucha finura y mano izquierda, le da tratamiento de medianía. Para empezar, plantea una competencia entre Ponce y José Tomás y que el ganador ha sido el de Galapagar. Pues no, porque la competencia simplemente no ha existido. Recordemos como José Tomás se cayó del cartel en Bilbao y en Pamplona en 1998 y 1999 estando anunciado con el valenciano. ¿Por qué, si en teoría es tan superior a él, Ponce, con su talante apacible y tranquilo, tampoco ha ido a por José Tomás. ¿De qué competencia hablamos si, salvo en no demasiadas ocasiones en plazas y ferias de segunda, tan pocas veces torearon juntos?

Por cierto, mientras que José Tomás ha toreado poquísimo y casi nunca ha acabado sus temporadas, Ponce, con los números en la mano, tiene la mejor trayectoria de la historia del toreo, superando con creces a Joselito el Gallo. Y la capacidad de dominio, la habilidad no solo para dominar al toro malo, sino para torearlo con estética, hacen de Ponce el diestro más importante de los últimos cuarenta años. Nadie ha sido capaz de torear bien a tantos toros como Enrique Ponce. ¿Por qué se discute esta evidencia?, ¿porque Ponce ha tenido una espada desastrosa, su gran pecado capital?

A pesar de ser tan odiado en Madrid, con una espada eficaz hubiera salido por la Puerta grande una docenita de veces y sería indiscutible. La estocada sigue siendo la suerte suprema y torero que no hace la cruz el diablo se lo lleva. Amén. Además Ponce se ha prodigado en exceso, lo que ha aburrido a la gente. Tanta regularidad en el triunfo harta al público. Que se lo pregunten a Joselito el Gallo. Por último, Ponce ha sido demasiado buena persona. Ha perdonado a sus rivales. Los ha dejado vivir. Con la soberbia de Antonio Ordóñez o el orgullo profesional de Gallito, hubiera machacado a todo el mundo. Y debería haberlo hecho.

No me explico que un partidario de Luís Miguel Dominguín y de Paco Camino tan apasionado como Abella no admire a Enrique Ponce, cuando son cuñas de la misma madera gallista, la misma sapiencia, la misma facilidad, el mismo conocimiento del toro…

Ya acabo. El resto de las reseñas van a ser mucho más livianas y breves, pero la importancia de la obra merecía un comentario algo extenso. Quede claro que, a pesar de mis discrepancias, admiro la obra de Abella, aplaudo su esfuerzo y, si le critico, es más que nada para animar las aburridísimas y autocomplacientes aguas de la literatura taurina. Quizá la gran historia del toreo esté aún por escribir. Todos hemos hecho trabajillos parciales y llenos de prejuicios, nuestros propios prejuicios. Yo también los tengo, y muchos. Así que lean el libro de Abella y fórmense ustedes su propia opinión.


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2017

+Marzo
25-03-2017. URGE REGULAR LOS INDULTOS
21-03-2017. REFLEXIONES SOBRE EL PROYECTO DE REGLAMENTO TAURINO DE NAVARRA


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2016

+Agosto
06-08-2016. EL PLIEGO ES MALO, PERO NO TANTO...

+Junio
08-06-2016. EL ÚLTIMO ROMÁNTIICO

+Febrero
28-02-2016. LAS VENTAS ANTE EL NUEVO PLIEGO
22-02-2016. ARGUMENTARIO TAURINO
06-02-2016. SEVILLA 2016: EL AÑO DE MORANTE


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2015

+Octubre
05-10-2015. ELOGIO DE LA GANADERÍA DURA
04-10-2015. FAENA DE ALIÑO
03-10-2015. LÓPEZ SIMÓN, FIGURÓN DEL TOREO
02-10-2015. LAS GUITARRAS NO LAS HACE QUIEN LAS TOCA

+Septiembre
23-09-2015. HOY SE MATA PEOR QUE NUNCA
02-09-2015. BILBAO: FRACASO Y DECADENCIA

+Agosto
18-08-2015. YO SOY TOROSTIARRA

+Julio
31-07-2015. LOS AUTÉNTICOS CULPABLES
21-07-2015. AVISO A NAVEGANTES


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2014

+Febrero
13-02-2014. LECCIONES DE HISTORIA TAURINA


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2013

+Enero
14-01-2013. MANOLO BIENVENIDA, LA SOMBRA DE GALLITO


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2012

+Diciembre
13-12-2012. EL OCASO DE LOS DIOSES


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2011

+Junio
15-06-2011. MANUEL BENÍTEZ EL CORDOBÉS, EN LA HISTORIA


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2010

+Diciembre
05-12-2010. UNA VOZ DE ALARMA ANTE EL EXTERMINIO DE LA GANADERÍA BRAVA

+Febrero
04-02-2010. ¡VIVA BELMONTE!

+Enero
12-01-2010. RAFAEL EL GALLO


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2009

+Diciembre
28-12-2009. LA EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS
09-12-2009. NOSTALGIA DE EL CHOFRE

+Enero
18-01-2009. ÁNGEL TERUEL


ARCHIVO DE NOTICIAS DE LA TEMPORADA 2008

+Diciembre
31-12-2008. LA SONRISA DEL HÉROE ( DIEGO PUERTA)
10-12-2008. AQUELLA MULETA, AQUELLA? ( S.M. EL VITI)
07-12-2008. ANTE EL HOMENAJE DE PACO CAMINO EN VALENCIA

+Noviembre
30-11-2008. AFICIONADOS ¡A DEFENDERSE!
23-11-2008. EL POETA DEL TOREO
18-11-2008. RODOLFO GAONA, EL TERCER HOMBRE DE LA EDAD DE ORO

+Septiembre
25-09-2008. ELOGIO A LA BARCELONA TORERA

+Agosto
15-08-2008. POR LA BOCA MUERE EL PEZ ( Sobre el pico y el cruzarse)
11-08-2008. TAUROMAQUIA SNOB
05-08-2008. CRITICA DE LIBROS. LA HISTORIA DEL TOREO SEGÚN CARLOS ABELLA